El autoconsumo fotovoltaico mundial explota

El autoconsumo fotovoltaico mundial continúa su avance. 100 millones de hogares se pondrán un tejado solar en cinco años y en España, la generación distribuida crecerá hasta casi 1.000 MW en 2024 .

Situación actual de la industria del autoconsumo de energía solar mundial

El autoconsumo fotovoltaico y las pequeñas instalaciones de energía solar van a explotar en los próximos cinco años en todo el mundo.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) acaba de publicar el informe Renovables 2019, que por primera vez analiza el desarrollo de la generación solar distribuida y el autoconsumo. Según sus previsiones, la tecnología fotovoltaica copará el 60% de todo el crecimiento de la potencia verde del próximo quinquenio, calculado en 1.200 GW -equivalente a 12 veces el sistema eléctrico español-. Además, aproximadamente la mitad corresponderá a instalaciones de pequeño tamaño.

No obstante, la AIE también advierte que este boom puede provocar más de 50.000 millones de euros en pérdidas a empresas y consumidores sólo en 2024 si no se diseñan bien las tarifas eléctricas.

Autoconsumo fotovoltaico mundial

China, máximo exponente del autoconsumo fotovoltaico mundial

Por otro lado, la mitad del crecimiento de la generación solar distribuida se producirá en China. Y es que este país arrebatará en 2021 el liderazgo en este tipo de aplicaciones a la UE.

Las instalaciones sobre grandes cubiertas, de comercios e industrias, coparán el 75% del mercado. Esto es así tanto porque saldrán más baratas que en los hogares, como porque su generación, durante el día, se adaptará mejor al ritmo de consumo local.

La razón de este enorme crecimiento es muy sencilla. El coste de generación de los paneles solares ya es menor que el precio que pagan los consumidores por el suministro eléctrico.

España, segundo mercado europeo

En el caso de España, la AIE augura que las renovables crecerán a un ritmo cercano a los 5.000 MW anuales en los próximos cinco años. Esta información se encuentra acorde con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), convirtiéndose en el segundo mercado de la UE, tras Alemania.

La eólica conectará a las redes unos 2.000 MW al año. Mientras, el resto será energía solar, con las instalaciones distribuidas y de autoconsumo aumentando de un modo sostenido hasta rozar los 1.000 MW en 2024. Sin embargo, aún así tampoco estaremos entre los cinco países con más peso del autoconsumo doméstico. Estos son Australia, Bélgica, EE.UU, Holanda y Austria. 

Esta previsión se basa en el borrador de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que exige un mínimo de instalación de 3.000 MW verdes anuales, basado en subastas periódicas, y en la competitividad de las tecnologías, con costes de generación inferiores a los del mercado eléctrico.

Cabe destacar que la entidad llama la atención de que estas previsiones podrían fallar. En primer lugar, por la dificultad para encontrar financiación y en segundo lugar, por la incertidumbre sobre los precios eléctricos futuros. Estos tenderán a la baja según se vaya incrementando el peso de las renovables.

Lee la noticia completa en Eleconomista.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *